Posteado por: Lilliam A Garcia | junio 2, 2014

Mi Escuela Sabatica | Lección 10 Cristo, La Ley y Los Pactos | Por Marlon Garcia

Escuela Sabatica Fundraise hero

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Génesis 9:12-17; 17:2-12; Gálatas 3:15-28; Deuteronomio 9:9; Hebreos 10:11-18; 9:15-28.

PARA MEMORIZAR: “Por eso es mediador de un nuevo pacto, para que interviniendo muerte para la remisión de las transgresiones que había bajo el primer pacto, los llamados reciban la promesa de la herencia eterna” (Heb. 9:15).

LA ETERNA DECISIÓN DE DIOS DE SALVAR a la humanidad fue revelada por medio de los pactos. Aunque la Biblia habla de pactos, en plural (Rom. 9:4; Gál. 4:24; Efe. 2:12), existe solo el Pacto de Gracia, en el cual la salvación se da a los pecadores no sobre la base de sus méritos, sino de los méritos de Jesús, que se ofrecen a todos los que los reclamen por fe. El plural, pactos, significa que Dios ha presentado sus propósitos salvíficos al afirmar de nuevo el Pacto a fin de satisfacer las necesidades de su pueblo en momentos y circunstancias diferentes. Sin embargo, siempre es un mismo pacto: el Pacto Eterno de la gracia salvadora de Dios. El centro de este pacto es el amor fiel de nuestro Dios, un amor que la Biblia a veces hasta equipara con los pactos mismos (ver Deut. 7:9; 1 Rey. 8:23; Dan. 9:24). Como parte de ese pacto, Dios llama a su pueblo a obedecer su Ley no como un medio de salvación sino como el fruto de ella. La Ley y la gracia juntas siempre han sido centrales en el Pacto Eterno de Dios.

SABADO – DOMINGO – LUNES – MARTES – MIERCOLES – JUEVES – VIERNES 

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: Para más información sobre el tema de esta semana, lee “El Pacto de la Gracia”, La maravillosa gracia de Dios, pp. 131-137.

“Este mismo pacto le fue renovado a Abraham en la promesa: ‘En tu simiente serán benditas todas las gentes de la tierra’ (Gén. 22:18). Esta promesa dirigía los pensamientos hacia Cristo. Así la entendió Abraham (véase Gál. 3:8, 16) y confió en Cristo para obtener el perdón de sus pecados. Fue esta fe la que se le contó como justicia. El pacto con Abraham también mantuvo la autoridad de la Ley de Dios. […]

“El pacto hecho con Abraham fue ratificado mediante la sangre de Cristo, y es llamado el ‘segundo’ Pacto o ‘nuevo’ Pacto, porque la sangre con la cual fue sellado se derramó después de la sangre del Primer Pacto. […]
“El Pacto de Gracia no es una verdad nueva, porque existió en la mente de Dios durante toda la eternidad. Por esto se lo llama el Pacto Eterno. […] “Hay esperanza para nosotros solo si nos ponemos bajo el pacto abrahámico, que es el Pacto de Gracia por fe en Cristo Jesús” (FV 79; N. del T.: Los dos últimos párrafos están en la fuente en inglés [FLB 77], pero no fueron traducidos en la versión en castellano).

PREGUNTAS PARA DIALOGAR:
1. ¿Qué sugieren Éxodo 31:16 e Isaías 56:4 al 6 acerca de la importancia del sábado para el Pacto? Ver también Ezequiel 20.
2. A menudo se piensa que el Pacto Antiguo, el que se estableció con Abraham, era un pacto de obras, en contraste con el Pacto Nuevo, que es de gracia. ¿Por qué esta idea está equivocada? ¿Qué versículos bíblicos puedes encontrar que prueban que siempre fue un pacto de gracia? ¿Por qué siempre tuvo que haber sido por gracia y nunca por obras?
3. Aunque Efesios 1 no usa la frase “pacto eterno”, ¿de qué manera esta expresión nos ayuda a comprender por qué fue llamado así?
4. Dios prometió que él nunca más destruiría el mundo con un diluvio, promesa simbolizada por el arco iris. Si, como sugieren algunos, el diluvio de Noé hubiera sido solo local, ¿cómo influiría eso en la promesa de Dios? ¿Por qué la idea de que el Diluvio no fue global es un gran ataque a la verdad bíblica? (Después de todo, considera la gran cantidad de inundaciones locales que han ocurrido desde entonces. Si el diluvio de Noé fue especialmente limitado, ¿de qué modo afectarían todas esas otras inundaciones a la promesa divina del Pacto?

Donate

 Lecciónes de Escuela Sabática “Cristo y su Ley” en PDF

00. Introducción
Lección 01. Las leyes en los días de Cristo
Lección 02. Cristo y la Ley de Moisés
Lección 03. Cristo y las tradiciones religiosas
Lección 04. Cristo y la Ley en el Sermón del Monte
Lección 05. Cristo y el sábado
Lección 06. La muerte de Cristo y la Ley
Lección 07. Cristo, el fin de la Ley
Lección 08. La Ley de Dios y la Ley de Cristo
Lección 09. Cristo, la Ley y el evangelio
Lección 10. Cristo, la Ley y los pactos
Lección 11. Los apóstoles y la Ley
Lección 12. La iglesia de Cristo y la Ley
Lección 13. El reino de Cristo y la Ley

.

.

.

.

.

.

.

.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: