Posteado por: Lilliam A Garcia | marzo 23, 2014

Escuela Sabatica │Leccion #13 El Costo Del Discipulado │Por Marlon Garcia

Escuela Sabatica Fundraise hero

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Lucas 12:49-53; Deuteronomio 21:15; 1 Corintios 9:24-27; Mateo 18:8, 9; Juan 14:1-3; Hebreos 11:32-12:4.

PARA MEMORIZAR: “Y nuestra esperanza respecto de vosotros es firme, pues sabemos que así como sois compañeros en las aflicciones, también lo sois en la consolación” (2 Cor. 1:7).

A LO LARGO DE LA HISTORIA, millones de personas voluntariamente sacrificaron su vida por Cristo. Fueron encarceladas, torturadas, aun ejecutadas. Millones renunciaron a sus empleos, sufrieron el ridículo, soportaron que su familia los expulsaran y perseveraron a través de persecuciones religiosas, pero no renunciaron a Cristo. Solo Dios conoce el sufrimiento que sus fieles soportaron. Por supuesto, Pablo advirtió de antemano: “También todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución” (2 Tim. 3:12). Y Pedro afirmó: “Pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas” (1 Ped. 2:21). A pesar de las promesas de los así llamados “predicadores de prosperidad”, los automóviles de lujo y las ganancias económicas no son bendiciones automáticas otorgadas a los creyentes. Al final, estamos seguros de que, cualquiera que sea el costo del discipulado, si consideramos la recompensa definitiva, ese costo es muy bajo.

 SABADO – DOMINGO – LUNES – MARTES – MIERCOLES – JUEVES – VIERNES 

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: Lee “En las regiones lejanas” y “Berea y Atenas”, Los hechos de los apóstoles, pp. 187-189; 243-245. “Dios hace descender fuego del cielo. La Tierra está quebrantada. Salen a relucir las armas escondidas en sus profundidades. Llamas devoradoras escapan por todas partes de grietas amenazantes. Hasta las rocas están ardiendo. Ha llegado el día que arderá como horno. Los elementos se disuelven con calor abrasador; la Tierra también, y las obras que hay en ella están abrasadas (Mal. 4:1; 2 Ped. 3:10). La superficie de la Tierra parece una masa fundida –un inmenso lago de fuego hirviente. Es la hora de juicio y perdición de los hombres impíos–; ‘es día de venganza de Jehová, año de retribuciones en el pleito de Sion’ (Isa. 34:8). “Los impíos reciben su recompensa en la Tierra (Prov. 11:31). ‘Serán estopa; y aquel día que vendrá, los abrasará, ha dicho Jehová de los ejércitos’ (Mal. 4:1). Algunos son destruidos como en un momento, mientras que otros sufren muchos días. Todos son castigados ‘conforme a sus hechos’ ” (CS 731).

.

.

.

.

.

.

.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: