Posteado por: Lilliam A Garcia | julio 10, 2013

Mi Escuela Sabatica Leccion 2 (LA ORACIÓN: EL CORAZÓN DEL REAVIVAMIENTO) 3er Trimestre Por Marlon Garcia

Donate

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Hechos 1:4, 8, 14; Marcos 1:35; Lucas 5:16; Mateo 18:19, 20; 2 Corintios 10:3-5; Salmo 50:23.

PARA MEMORIZAR: “Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan?” (Mat. 7:11).

DIOS SE MUEVE CON PODER cuando su pueblo ora. Alfred Lord Tennyson estaba
en lo cierto cuando dijo: “Más cosas se realizan con la oración de lo que este mundo sueña”. Los grandes reavivamientos descritos en todas las Escrituras estuvieron saturados de oración. El Antiguo Testamento registra la intercesión de los patriarcas y los profetas mientras procuraban lograr un reavivamiento. Moisés, David y Daniel suplicaron poder del Todopoderoso. El libro de los Hechos revela que los creyentes del Nuevo Testamento imploraron sobre sus rodillas el derramamiento del Espíritu Santo.
La vida de oración de Jesús revela una dependencia constante de su Padre celestial. Los evangelios nos dan vislumbres de la fuente de su poder espiritual. Sobre sus rodillas, solo con el Padre, el Salvador recibió su mayor fortaleza.“Solo en respuesta a la oración debe esperarse un reavivamiento” (MS 1:141). En la lección de esta semana, exploraremos el lugar que tuvo la oración en algunos de los grandes reavivamientos de la Biblia.

SABADO – DOMINGO – LUNES – MARTES – MIERCOLES – JUEVES – VIERNES

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: “Presenta a Dios tus necesidades, gozos, tristezas, cuidados y temores. No puedes agobiarlo ni cansarlo. El que tiene contados los cabellos de tu cabeza no es indiferente a las necesidades de sus hijos. ‘Porque el Señor es muy misericordioso y compasivo’ (Sant. 5:11). Su amoroso corazón se conmueve por nuestras tristezas y aun por nuestra presentación de ellas. Llévale todo lo que confunda tu mente. Ninguna cosa es demasiado grande para que él no la pueda soportar; él sostiene los mundos y gobierna todos los asuntos del universo. Ninguna cosa que de alguna manera afecte nuestra paz es tan pequeña que él no la note. No hay en nuestra experiencia ningún pasaje tan oscuro que él no pueda leer, ni perplejidad tan grande que él no pueda
desenredar. Ninguna calamidad puede acaecer al más pequeño de sus hijos, ninguna ansiedad puede asaltar el alma, ningún gozo alegrar, ninguna oración sincera escapar de los labios, sin que el Padre celestial esté al tanto de ello, sin que tome en ello un interés inmediato. Él ‘sana a los quebrantados de corazón, y venda sus heridas’ (Sal. 147:3). Las relaciones entre Dios y cada alma son tan claras y plenas como si no hubiese otra alma sobre la Tierra a quien brindar su cuidado, otra alma por la cual hubiera dado a su Hijo amado” (CC 100).

Para Descargar Leccion y Otras Recursos Haga Clic Abajo:

Sigenos En FB: Aqui

Para Adultos: Aqui

Auxiliar Para Maestros Aqui

Libro Complementario Aqui

Elena G White Aqui

Para Primarios: Aqui

Para Infantes: Aqui

Para Cuna Aqui

Leccion Jovenes Aqui

Leccion Intermediarios Aqui

Informe Misionero Niños: Aqui

Informe Misionero Adultos Aqui

Programas para Directores Escuela sabatica Aqui

Leccion Por Alejandro Bullon Videos Aqui

Donate

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: