Posteado por: Lilliam A Garcia | febrero 13, 2012

Mi Escuela Sabatica Lección 7, SEñOR DEL SABADO Para el 18 de Febrero de 2012

Lee Para el Estudio de esta Semana: Génesis. 2:1-3; Éxodo 20:8-12; Deuteronomio 5:12-15; Mateo 12:1-13; Juan 9; Juan 19:30.

Para Memorizar: “El sábado fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por causa del sábado. Por tanto, el Hijo del Hombre es Señor aun del sábado” (Mar. 2:27, 28).

Pensamiento clave: El séptimo día, sábado, nos dirige a Jesús, nuestro Creador y nuestro Redentor de todas las maneras.

“EN EL PRINCIPIO ERA EL VERBO, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Este era en el principio con Dios. Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él, nada de lo que ha sido hecho fue hecho. En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres… Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo. En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció. A lo suyo vino, y los suyos no lo recibieron. Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios” (Juan 1:1-13).

Estos versículos están señalando a Jesús como Aquel que hizo “todas las cosas” y como Aquel que da salvación a los que “creen en su nombre”. Esto es, Jesús como Creador y Jesús como Redentor. Y ambos aspectos vitales se encuentran en el mandamiento del sábado.

SABADODOMINGOLUNESMARTESMIERCOLESJUEVESVIERNES

Para Estudiar y Meditar:

“¿Debía Dios prohibir al sol que realizase su oficio en sábado, suspendiendo sus agradables rayos para que no calentasen la tierra ni nutriesen la vegetación? ¿Debía el sistema de los mundos detenerse durante el día santo? ¿Debía ordenar a los arroyos que dejasen de regar los campos y los bosques, y pedir a las olas del mar que detuviesen su incesante flujo y reflujo? ¿Debían el trigo y la cebada dejar de crecer, y el racimo suspender su maduración purpúrea? ¿Debían los árboles y las flores dejar de crecer o abrirse en sábado?

“En tal caso, el hombre echaría de menos los frutos de la tierra y las bendiciones que hacen deseable la vida; la naturaleza debía continuar su curso invariable. Dios no podía detener su mano por un momento, o el hombre desmayaría y moriría. Y el hombre también tiene una obra que cumplir en sábado: atender las necesidades de la vida, cuidar a los enfermos, proveer a los menesterosos. […] El santo día de reposo de Dios fue hecho para el hombre, y las obras de misericordia están en perfecta armonía con su propósito” (DTG 176, 177).

Para Descargar Leccion y Otras Recursos Haga Clic Abajo:

Sigunos En FB: Aqui

Para Audio Visial Aqui

Para Alunnos: Aqui

Para Maestros: Aqui

Elena G White Aqui

Para Primarios: Aqui

Leccion Jovenes Aqui

Leccion Intermediarios Aqui

Para Infantes: Aqui

Informe Misionero Niños: Aqui

Informe Misionero Adultos Aqui


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: