Posteado por: Lilliam A Garcia | septiembre 18, 2011

La Adoración En El Apocalipsis Para el 24 De Septiembre de 2011

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA:Job 42:1-6; Apocalipsis 1:13-18; 13; 14:6-12; 19:1-5.

PARA MEMORIZAR:“Y cantaban un cántico nuevo delante del trono, y delante de los cuatro seres vivientes, y de los ancianos; y nadie podía aprender el cántico sino aquellos ciento cuarenta y cuatro mil que fueron redimidos de entre los de la tierra” (Apoc. 14:3).

POCOS LIBROS DE LA BIBLIA contienen tanto misterio y fascinación como el Apocalipsis. Está lleno de imágenes increíbles de bestias y dragones, fuego, terremotos, plagas, ejércitos, ranas, ciudades y estrellas que caen, etc. Y, no obstante, en medio de todo el drama, el tema que aparece repetidamente es la adoración. Sea al tratar con la crisis final con respecto a los que adoran a la bestia y a su imagen, o al revelar seres en el cielo que cantan alabanzas a Dios, el Apocalipsis vuelve una y otra vez a la adoración: adoración a aquel que “vive por los siglos de los siglos” (Apoc. 5:14), adoración a aquel “que eres y que eras y que has de venir, porque has tomado tu gran poder, y has reinado” (Apoc. 11:17), y adoración a aquel que ha “de recibir la gloria y la honra y el poder” (Apoc. 4:11). En pocas palabras, el Apocalipsis revela lo que hemos estado considerando todo este trimestre: que solamente el Señor, nuestro Creador, nuestro Redentor, nuestro Juez, es digno de nuestra adoración y alabanza.

SABADO – DOMINGO – LUNES – MARTES – MIERCOLES – JUEVES – VIERNES

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR :Lee “El conflicto inminente”, “El mensaje final de Dios” y “El fin del conflicto”, El conflicto de los siglos, pp. 639-650; 661-670; 720-738. “La adoración es inclinarse ante nuestro Hacedor, reconociendo y aceptando su santidad y nuestra condición de criaturas. Es someternos a su soberanía, respondiendo a su presencia majestuosa”.–Richard M. Davidson, Worship in the Old Testament, p. 3. “El salmista afirma: ‘Servid a Jehová con temor [reverencia]; y alegraos con temblor’ (Sal. 2:11). En la adoración reconocemos la majestad que nos llena de reverencia y el poder infinito del Rey; recordamos que ‘nuestro Dios es fuego consumidor’ (Deut. 4:24; Heb. 12:29), que nos consumiría de inmediato si no fuera por el sacrificio sustitutivo de Jesús, quien fue ‘consumido’ sobre el altar del Calvario en nuestro lugar.“De este modo, nuestra adoración mantendrá un equilibrio entre la alegría y la reverencia. Será un gozo santo […] Nuestra adoración debe tener una profundidad respetuosa […] y, sin embargo, será gozo vibrante”.–Davidson, Worship in the Old Testament, p. 30.“Los redimidos entonan un canto de alabanza que se extiende y repercute por las bóvedas del cielo. ‘¡Atribúyase la salvación a nuestro Dios, que está sentado sobre el trono, y al Cordero’ (vers. 10 [de Apoc. 7]). […] “Entre toda esa muchedumbre, ni uno se atribuye a sí mismo la salvación, como si hubiese prevalecido por su propio poder y su bondad. Nada se dice de lo que han hecho o sufrido, sino que el tema de cada canto, la nota dominante de cada antífona, es: Salvación a nuestro Dios y al Cordero” (CS 723).

Para Descargar La Leccion Haga Clic Abajo:

Para Alunnos: Aqui

Para Maestros Aqui

 Para Audio Visial Aqui

 Video Del Pastor Bullon Aqui

Programas de Escuela Sabatica Aqui

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: