Posteado por: Lilliam A Garcia | julio 1, 2011

La Adoración En Génesis: Dos CLases De Adoradores Lección.1 Julio/2/2011

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Génesis 3:1-13; 4:1-4; 6 :1-8 ; 12 :1-8 ; 22 :1-18 ; 28 :10 -22; Tito 1:2.

PARA MEMORIZAR: “Ciertamente Jehová está en este lugar, y yo no lo sabía. Y tuvo miedo, y dijo: ¡Cuán terrible es este lugar! No es otra cosa que casa de Dios, y puerta del cielo” (Génesis 28:16, 17)

SE HA DICHO QUE,  como  seres  humanos,  necesitamos  adorar algo. Qué adoramos… es otro asunto, aunque está lleno de consecuencias sumamente importantes, especialmente en los últimos días, cuando los dos grupos de adoradores se manifiestan: lo que adoran al Creador, y los que adoran a la bestia y a su imagen.   No  obstante,  las  semillas  para este  contraste  pueden  verse  muy temprano en la Biblia. En la historia de Caín y Abel aparecen dos clases de adoradores: uno que adora al verdadero Dios como debe ser adorado, y uno que se ocupa de una clase falsa de adoración. Uno es aceptado; el otro, no. Y eso sucede porque uno se basa en la salvación por la fe, y el otro, como ocurre con todas las formas falsas de adoración, se basa en las obras. Es un motivo que aparecerá una y otra vez en la Biblia. Un tipo de adoración se concentra exclusivamente en Dios, en su poder, en su gloria y en su gracia; y el otro, en la humanidad y en el yo.

SABADODOMINGOLUNESMARTES MIRCOLESJUEVESVIERNES

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR:  Lee “La creación”, “La tentación y la caída”, “Caín y Abel probados”, “Después del diluvio”, “La prueba de la fe” y “La noche de lucha”, Patriarcas y profetas, pp. 27-33; 44-47; 58-61; 95-98; 144-149; 196-201. “Este voto [el de Jacob en Bet-el] era la expresión de un corazón lleno de gratitud por la seguridad del amor y la misericordia de Dios. Jacob comprendía que Dios tenía sobre él derechos que estaba en el deber de reconocer, y que las señales especiales de la gracia divina que se le habían concedido le exigían reciprocidad. Cada bendición que se nos concede demanda una respuesta hacia el Autor de todos los dones de la gracia. El cristiano debería repasar muchas veces su vida pasada, y recordar con gratitud las preciosas liberaciones que Dios ha obrado en su favor. […] Debería reconocer todo esto como pruebas de la protección de los ángeles celestiales. En vista de estas innumerables bendiciones, debería preguntarse muchas veces, con corazón humilde y agradecido: ‘¿Qué pagaré a Jehová por todos sus beneficios para conmigo?’ (Salmo 116:12)” (Patriarcas y profetas, p. 185)

Para Descargar La Leccion Haga Clic abajo

Para Alunnos: Aqui

Para Maestros Aqui

Para Audio Visial Aqui

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: