Posteado por: Lilliam A Garcia | junio 2, 2011

La Ropa Nueva Del Hijo Pródigo

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Génesis 4:1-8; 25:25- 34; Lucas 15:4-32; Juan 11:9, 10; Romanos 5:12-20

PARAMEMORIZAR: “Mas era necesario hacer fiesta y regocijarnos, porque este tu hermano era muerto, y ha revivido; se había perdido, y es hallado” (Luc. 15:32)

SOMERSET MAUGHAM ESCRIBIÓ UN CUENTO corto llamado “Lluvia”, acerca de un misionero en los Mares del Sur que “convirtió” a una prostituta al evangelio. Se entregó de todo corazón para convertirla, aunque a veces sus métodos parecían severos y no perdonadores. Él insistía en que ella regresara a los Estados Unidos (de donde ella huía), para completar una sentencia en prisión, a pesar de las desesperadas súplicas de ella para evitar la tortura y la ignominia que la esperaban en la cárcel. El misionero insistía en que completar su período en prisión era una parte del proceso de arrepentimiento que ella necesitaba atravesar, y que por ello debía regresar. La historia terminó inesperadamente.

El misionero se mató; su cuerpo mutilado fue encontrado en la playa. ¿Qué había ocurrido? Aparentemente, después de tanto tiempo con la prostituta, cayó en pecado con ella e, incapaz de perdonarse, se suicidó. Lo que esos personajes necesitaban era lo que todos necesitamos como pecadores: una experiencia personal de la gracia y la seguridad que Jesús reveló en la parábola del hijo pródigo

 SABADO – DOMINGO – LUNES – MARTES – MIERCOLES – JUEVES – VIERNES

 PARAESTUDIAR Y MEDITAR: Lee “La rehabilitacióndelhombre”, “Cómo se decide nuestro destino”, Palabras de vidadelgran Maestro, pp. 156-166, 204; “El último viaje desde Galilea”, El Deseado de todas las gentes, pp. 457-459; “Parábolas de los perdidos”, Joyas de los testimonios, t. 1, pp. 304-309. “Notemos cuán tierno y misericordioso es el Señor en su trato con sus criaturas. Él ama a su hijo errante, y le ruega que vuelva a él. El brazodelPadre está puesto en derredor de su hijo arrepentido; las ropas delPadre cubren sus andrajos; el anillo está puesto en su dedocomo señal de realeza. Y, sin embargo, ¡cuántos son los que miran al pródigo no solo con indiferencia, sino también con desprecio!Comoel fariseo, dicen: ‘Dios, te doy gracias, que no soycomolos otros hombres’ (Luc. 18:11). Pero ¿cómo os parece que considera Dios a aquellos que, al par que aseveran ser colaboradores con Cristo, ven al alma que lucha contra el desbordamiento de la tentación, y se mantienen alejadoscomo el hermano mayor de la parábola, tercos, voluntariosos, egoístas?” (OE 147). “Cristo ha provisto fuerza y gracia para que los ángeles ministradores las lleven a todaalmacreyente. Ninguno hay tan malvado que no encuentre fuerza, pureza y justicia en Jesús, que murió por los pecadores. Él está esperándolos para cambiarles los vestidos sucios y corrompidos delpecado por las vestiduras blancas de la justicia; les da vida y no perecerán” (CC 53)

Para Descargar La Leccion Haga Clic

Para Alunnos: Aqui

Para Maestros Aqui 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: