Posteado por: Lilliam A Garcia | abril 15, 2011

Vestidos De Inocencia Lección 3 Para Abril/16/2011

ESTUDIO DE ESTA SEMANA: 2 Timoteo 3:16, 17; Lucas 21:36; 
Génesis 2:15-17; 2:20-25; 3:6-11, 21 
PARA MEMORIZAR: “Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios
lo creó; varón y hembra los creó” (Gén. 1:27)

COMO HEMOS ESTUDIADO, LA CAÍDA DE LUCIFER no se limitó al cielo. 
Trajo sus engaños y sus tretas también a la tierra. Lo que también
asombra es con cuánto éxito ha pervertido las verdades más obvias 
de la Palabra de Dios y ha hecho creer a millones lo opuesto a esas
verdades. Por ejemplo, el Génesis es muy claro: los seres humanos
comenzaron en la cima de la “cadena de la alimentación” de la tierra. 
Fueron creados, desde el principio, a la “imagen de Dios”. Esta 
imagen no es algo que evolucionó durante miles de millones
de años por procesos naturales. El evolucionismo enseña lo opuesto: 
que los humanos comenzaron a un nivel bajo (como microbios) y, 
finalmente, por medio del proceso brutal de la violencia y la muerte,
treparon con las uñas hasta subir al tope de la cadena de la 
alimentación. Las Escrituras, en contraste, enseñan que los seres
 humanos comenzaron en la cima, siendo imagen de Dios, y por
causa del pecado viven una caída constante. Esta semana, con 
algunas imágenes de vestiduras que aparecen en el Génesis, 
consideraremos cómo comenzó ese descenso y cuál es la única 
solución para ello.

SABADODOMINGOLUNESMARTESMIERCOLESJUEVESVIERNES

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: Lee “La creación”, “La tentación y la
caída”, y “El plan de redención”, Patriarcas y profetas, pp. 24 - 57.
“La ropa blanca de la inocencia era llevada por nuestros primeros
padres cuando fueron colocados por Dios en el santo Edén. [...] El
hombre no puede idear nada que pueda ocupar el lugar de su perdido
manto de inocencia. [...] Únicamente el manto que Cristo mismo ha
provisto puede hacernos dignos de aparecer ante la presencia de 
Dios. Cristo colocará este manto, esta ropa de su propia justicia, 
sobre cada alma arrepentida y creyente. [...] Este manto, tejido en 
el telar del cielo, no tiene un solo hilo de invención humana. 
Cristo, en su humanidad, desarrolló un carácter perfecto, y ofrece 
impartirnos a nosotros este carácter” (MSV 76). “El Señor Jesucristo
ha preparado una vestidura, el manto de su propia justicia, que él 
pondrá sobre toda alma arrepentida y creyente que por fe quiera 
recibirla. [...] Entonces, cuando el Señor mire al pecador creyente, 
él verá, no la vestidura de hojas de higuera sobre él, sino su propio
 manto de justicia” (ARSH, 15 de noviembre de 1898)
.
.
Para Descargar La Leccion # 3
 Haga Clic Aqui

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: