Posteado por: Lilliam A Garcia | febrero 17, 2011

La Resiliencia, Lección 8 Para el 2/19/2011

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Job 19:25; Santiago 5:10, 11; Rut 1; Ester 2; 2 Corintios 11:23-28; Filipenses 4:11-13

Para Memorizar:  “Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida, y setraspasen los montes al corazón del mar; aunque bramen y se turben susaguas, y tiemblen los montes a causa de su braveza” (Sal. 46:1-3)


LA RESILIENCIA ES LA CAPACIDAD DE AFRONTAR adversidad,traumas o estrés extremo y “recuperarse” con éxito, sin quedarperjudicado por la experiencia. Este concepto recibe atención porquees útil poseer cierta cantidad de resiliencia ante las dificultades. ¿Quiénno afronta estrés, en una forma u otra? La pregunta es: ¿cómo podemostener resiliencia para afrontar la vida y no colapsar emocionalmente? En los años sesenta, Victor y Mildred Goertzel escribieron Cradles of Eminence [Cunas de eminencia], donde analizaron a más de setecientossujetos que pasaron por gran adversidad en la niñez (hogares rotos,problemas financieros, limitaciones físicas o psicológicas, etc.) perotuvieron éxito.La Biblia también cuenta de personas que enfrentaron la adversidadpero, por la gracia de Dios, superaron sus problemas. A pesar de lascircunstancias difíciles y de fallas en sus caracteres, fueron usados porDios porque desarrollaron resiliencia para avanzar.

SABADO – DOMINGO – LUNES – MARTES – MIERCOLES – JUEVES – VIERNES

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: “Las potestades de las tinieblas rodeanel alma y ocultan a Jesús de nuestra vista, y a veces no podemos hacerotra cosa sino esperar entristecidos y asombrados hasta que pase la nube.A veces estos momentos son terribles. Parece faltar la esperanza, y ladesesperación se apodera de nosotros. En estas horas angustiosas, debemosaprender a confiar, a depender únicamente de los méritos de la Expiacióny, en toda nuestra impotente indignidad, fiar enteramente en los méritosdel Salvador crucificado y resucitado. Nunca pereceremos mientrashagamos esto, nunca. Cuando la luz resplandece sobre nuestra senda, noes difícil ser fuertes con el poder de la gracia. Pero, para aguardar conpaciencia y esperanza cuando las nubes nos rodean y todo está oscuro, serequiere una fe y una sumisión que una nuestra voluntad con la de Dios.Nos desalentamos demasiado pronto, y pedimos ardientemente que laprueba sea apartada de nosotros, cuando debiéramos pedir pacienciapara soportarla y gracia para vencerla” (MGD 114)

Descarga La Leccion

AQUI


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: