Posteado por: Lilliam A Garcia | mayo 27, 2010

Lección 9: Temperancia Edición para Maestros

El sábado enseñaré…

Texto Clave: 1 Corintios 10:31

Enseña a tu clase a:

Saber reconocer y rechazar todas las sustancias y prácticas que son perjudiciales para la salud.

Sentir que debemos alimentar la armonía y el equilibro en todos los aspectos de nuestras vidas.

Hacer un hábito de la autodisciplina y la temperancia, y apoyar a otros mientras se esfuerzan por lograr el equilibrio en sus vidas

Bosquejo de la Lección

  1. Saber: Peligros insidiosos
    1. Algunas sustancias y prácticas pueden parecer inofensivas en pequeñas cantidades, pero pequeños pasos conducen a grandes adicciones. ¿Cómo puedes protegerte a ti y a tu familia de los peligros del alcohol y de las drogas?
    2. ¿Qué otras adicciones son posibles? ¿Qué puedes hacer para estimular y apoyar a los que están luchando por librarse de estas adicciones?
  2. Sentir: Equilibrio armonioso
    1. Aun actividades normalmente sanas tales como comer, trabajar y tener relaciones sexuales pueden llegar a estar desequilibradas. ¿Cómo podemos reconocer cuando algún aspecto de nuestras vidas está fuera de equilibrio? ¿Qué necesitamos a fin de restaurar y asegurar la armonía y el equilibrio en los diversos aspectos de nuestras vidas?
    2. Aún la religión puede llegar a ser adictiva. ¿Cómo es posible esto?
  3. Hacer: Moderación en todas las cosas
    1. La autodisciplina es un rasgo piadoso, un don de la gracia. ¿Qué áreas de tu vida podrían beneficiarse con más autodisciplina?
    2. ¿Qué pasos puedes dar para utilizar el don de Dios de la autodisciplina?

      ResumenLa temperancia incluye no solo el abstenerse de lo que es perjudicial, sino también seguir activamente el desarrollo de hábitos positivos y un equilibrio armonioso en todo lo que es bueno para nuestra salud.

      CICLO DE APRENDIZAJEConcepto clave para el crecimiento espiritual: La moderación y el equilibrio son claves para una vida cristiana de éxito.

      PASO 1: ¡Motiva!Algunos que estudian la Unión de Temperancia de las Mujeres Cristianas (WCTU, por sus siglas en inglés), fundada en 1874 para luchar contra el alcoholismo, llegaron a la conclusión de que la temperancia debía definirse por aquello a lo que se opone. Esta definición falla en el punto principal. La palabra griega que usa Pablo, egkratéuomai, traducida como “abstenerse” en 1 Corintios 9:25, significa ejercitar auto control. Por supuesto, esta definición puede incluir abstenerse de cosas dañinas, pero también significa mantener un equilibrio en cada aspecto de la vida.

      Jenofonte, un antiguo filósofo griego, definió la temperancia como “moderación en todas las cosas saludables; abstinencia total de todas las cosas dañinas”.–http://www.wctu.org. Los atletas que se adiestran aprenden a mantener un equilibrio entre la actividad y el descanso, un equilibrio en la dieta, y aun un equilibrio en el desarrollo muscular. Una ilustración sencilla de cómo se alcanza este equilibrio en el desarrollo muscular: el caminar como los patos (con los dedos de los pies apuntando hacia afuera) y el caminar como las palomas (con los dedos de los pies apuntando para adentro), que usan los corredores. Ambos se usan para evitar el desarrollo excesivo de un grupo de músculos a expensas de otro grupo: con ello, se logra el equilibrio. El discurso de Pablo en 1 Corintios 9 anima a los cristianos a seguir el ejemplo de los atletas en la prosecución de un premio más grande: la medalla de oro eterna. Nuestra tarea principal es explorar maneras en las que podamos crear este equilibrio en nuestras vidas y evitar los excesos que nos apartarán de Dios.

      Actividad inicial:

      Opción A: Antes de la hora de la clase pide a unos jovencitos que traigan bloques de madera. El objeto es construir una torre con bloques que hay que equilibrar. El juego se pierde cuando el constructor no ha sido capaz de equilibrar un bloque, y la torre se cae. Analiza qué se necesita para mantener el equilibrio en el juego y aplicar esos conceptos a la vida.

      Opción B: Invita a un joven gimnasta a visitar la clase y demostrar o contar cómo mantiene el equilibrio en su vida. Aplica el concepto a la vida diaria.

      Opción C: Trae a la clase un modelo a escala de una bicicleta o la figura de una, y permite que los miembros cuenten incidentes de cómo ellos aprendieron a andar en bicicleta. Concéntrate en el equilibrio y aplica los conceptos.

      PASO 2: ¡Explora!Solo para los maestros: La lección establece paralelos entre la definición de temperancia de Jenofonte en dos partes, comenzando con cosas de las cuales nos abstenemos. La última parte trata sobre la moderación. Es importante discernir cuándo se requiere la abstinencia y cuándo la moderación. Por ejemplo: ¿Cuál es la mejor manera de encarar el tema del consumo de alcohol: la abstinencia o la moderación? ¿Por qué? Otros temas podrían incluir el consumo de carnes animales, el uso del sol, del agua, etc.

      Comentario de la Biblia

      I. El alcohol hoy (y ayer)

      (Repasa, con tu clase, Prov. 20:1 y 23:31-35).

      Casi en cualquier lugar que miremos en las Escrituras vemos vinculadas las bebidas fermentadas con el exceso. Desde la era bíblica, se han descubierto muchas nuevas sustancias que alteran la mente, la inhiben o la disminuyen. En el futuro podría ser que algunos que vayan a las iglesias pidan la tolerancia al “uso moderado de la cocaína”, el “uso moderado de la metadona” o el “uso moderado de éxtasis”, de la misma manera en que hoy algunos defienden el “uso moderado del alcohol”. Sin embargo, ¿no te parece que es más importante, ahora más que nunca, estar en el control completo de las facultades personales? En los días de Salomón no había automóviles, ni aviones, ni trenes expresos, ni enormes barcos de carga llevando petróleo crudo, etc., cuyo mal uso, por causa de cálculos mal hechos de fracciones de segundo, podría causar daños incalculables y pérdida de vidas. Si estar sobrio era importante en ese entonces, ¿cuánto más importante lo es ahora?

      Considera: ¿Por qué el cristiano está obligado a seguir la mejor dieta disponible a fin de hacer todo para la gloria de Dios? Si, antiguamente, los creyentes usaron algo de vino fermentado cuando era lo único que había disponible, ¿debemos defender actualmente el uso del alcohol sobre esa base? Vivimos en un mundo de refrigeración, concentrados congelados y mercados globales, en los cuales un ama de casa, en una parte del mundo cuyo suelo está cubierto de nieve, puede obtener uvas de otra parte del mundo en donde es verano en ese momento. Analiza por qué los cristianos no necesitan conformarse con productos fermentados, de segunda calidad, cuando la tecnología y el transporte moderno nos ofrecen elementos para una dieta fresca y saludable. ¡Cuántos hogares y vidas podrían salvarse y cuántas pérdidas se podrían evitar si se siguiera el sencillo consejo de Salomón con respecto al alcohol!

      II. Temperancia en todas las cosas

      (Repasa, con tu clase, 2 Ped. 1:6).

      Conocer a Dios lleva al autocontrol (ver 2 Ped. 1:5, 6). Otra vez nos encontramos con el término que usa Pablo (1 Cor. 9:25)en relación con los atletas. No es exagerado decir que “conocer a Dios conduce al equilibrio”. Así, la actividad se equilibra por el descanso, evitando el exceso de trabajo, la fatiga y la pereza. La dieta se equilibra, y se reduce el riesgo de enfermedades y se mejora la capacidad de la mente para abrazar la verdad espiritual. Por eso se necesita el equilibrio en el uso de todos los buenos dones de Dios: el ejercicio, el sexo, el aire, el agua, la luz del sol, el dinero, etc.

      Considera: Santiago dice que al quebrantar uno de los mandamientos de Dios llegamos a ser culpables de quebrantar todos los demás (Sant. 2:10, 11). ¿Es posible, de un modo similar, que al llegar a ser desequilibrados en un área, lleguemos a ser desequilibrados en otras? ¿De qué modo podría un adicto al trabajo permitir que sus hábitos de trabajo contribuyan a tener un desequilibrio en las áreas de la dieta, el sexo o el ejercicio? ¿Podrían aun buenos hábitos –por ejemplo, leer la Biblia– hechos con exceso contribuir a una declinación de la salud o a una declinación de la espiritualidad? (En realidad, la lectura excesiva de la Biblia es rara vez un problema en nuestra sociedad, pero se quiere destacar el principio.) A menos que el equilibrio sea natural para ti, ¿qué pasos podrías dar para crear o restaurar el equilibrio en tu vida?

      PASO 3: ¡Aplica!Solo para los maestros: Pablo afirma que nuestros cuerpos son templos de Dios. Un templo es un lugar donde Dios vive. Pablo hace esta afirmación basado en el precio de compra pagado por nuestra redención: la muerte de Jesús. El precio de compra habla muy alto acerca de nuestra valía ante Dios. Sin embargo, los seres humanos a veces son los agentes que Dios emplea para reforzar ese sentido de valor en otros seres humanos. Aunque esta certeza se origina en Dios, puede ser transmitida por medio de nosotros. Bernabé, el compañero de Pablo, fue apodado “el animador”, porque tenía el don de reforzar ese sentido de valor en otros. Es bien sabido que los estudiantes que tienen un sólido sentido de estima propia tienen mucho menos probabilidad de usar drogas ilegales. Este fuerte sentido de valor, generalmente, también está asociado con una mejor salud. La inferencia es que la gente con estima propia más elevada está inclinada hacia una vida equilibrada. También sugiere que la gente que se siente valiosa es más probable que cuide sus cuerpos.

      Actividad:

      Opción A: Expresa verbalmente por qué, específicamente, valoras a ciertas personas en tu clase. Los maestros deberían estar seguros de incluir a miembros menos populares que otros, tal vez, no conozcan bien.

      Opción B: Reparte tarjetas e invita a los alumnos a escribir notas de aprecio para sus compañeros de clase. Estas se entregarán al maestro, quien las repartirá el siguiente sábado. Si alguien accidentalmente queda fuera, el maestro puede escribir una nota para esa persona.

      PASO 4: ¡Crea!Solo para los maestros: El entrenador le recomendó al autor de este comentario comer una cucharadita de miel para tener energía extra antes de una carrera. (Tal vez el entrenador conocía la historia de Jonatán en 1 Samuel 14.) Parecía funcionar, de modo que el autor razonó que si una cucharadita servía bien, un frasco entero sería fantástico. (Sé bondadoso: era un alumno de tercer año de la escuela secundaria en ese momento.) ¡Las palabras no alcanzan para describir adecuadamente la agonía soportada en esa pista! Para finalizar, concéntrate en el ejercicio de la moderación en las cosas buenas de la vida. Recuerda que la temperancia incluye el concepto de abstinencia de las cosas perjudiciales así como la idea de equilibrio en las cosas buenas.

      Actividad: Pide a los miembros de la clase que enumeren en un papel, dividido en dos columnas, las áreas en las que necesitan ser más equilibrados (comida, trabajo, sueño, oración, estudio de la Biblia, vínculos familiares, compromisos con la iglesia, etc.). En la segunda columna han de enumerar los pasos de una acción correctora, que pueden dar para llevar sus vidas otra vez al equilibrio. Esto podría incluir eliminar completamente ciertas prácticas de su estilo de vida. Enfatiza que la lista de cada alumno es privada, y cualquier plan de compartirla es un asunto puramente voluntario.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: