La Epístola de Santiago. Cuarto Trimestre. Escuela Sabatica 2014 Lección 1 Para el 4 de octubre de 2014

unnamedd

LA EPISTOLA DE SANTIAGO. EN 2DVD, 4 CD’S. CON ENVIO NACIONAL O INTERNACIONAL POR, PR ALEJANDRO BULLON

“La Epístola de Santiago” “Cuarto Trimestre” “Escuela Sabatica 2014″ “Por” “Alejando Bullon”

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Juan 7:2-5; 1 Corintios 15:5-7; Santiago 1:3; 2:5; 1 Pedro 2:9, 10; Mateo 7:24-27.

PARA MEMORIZAR: “Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando” (Juan 15:14). HOY ESTAMOS MUY LEJOS

DE LOS PRIMEROS DÍAS de la iglesia cristiana, tanto en tiempo como en cultura. Por eso, tenemos poca idea de lo que era pertenecer al naciente movimiento cristiano en un tiempo en que muchas con- gregaciones se reunían en hogares, y la mayoría de los creyentes eran judíos perseguidos por sus compañeros israelitas. La carta de Santiago nos da una de las más tempranas vislumbres del cristianismo de origen judío antes de que desapareciera en la niebla de las controversias judeocristianas, y antes de la marginalización de los judíos por una iglesia con predominio de gentiles, a partir del siglo II. A diferencia de muchas de las epístolas, no parece que una crisis o ne- cesidad urgente de alguna iglesia local haya impulsado a Santiago a escribir la suya. Más bien, escribió a una comunidad cristiana más amplia, “las doce tribus que están en la dispersión” (Sant. 1:1). Sin embargo, antes de sumergirnos en su carta, trataremos de aprender lo que podamos acerca del autor mismo. Algunas preguntas que consideraremos son: ¿Quién fue Santiago? ¿Cuál era su trasfondo? ¿Qué relación había tenido con Jesús? ¿Qué posición ocupaba en la iglesia?

SABADO – DOMINGO – LUNES – MARTES – MIERCOLES – JUEVES – VIERNES 

Viernes 3 de octubre // Lección 1 PARA MEDITAR Y ESTUDIAR: “Con frecuencia sus hermanos presen- taban la filosofía de los fariseos, antiquísima y gastada, y afectaban creer que podían enseñar a aquel que comprendía toda la verdad y todos los misterios. Condenaban libremente lo que no podían comprender. Sus reproches lo herían en lo vivo y angustiaban su alma. Profesaban tener fe en Dios y creían justifi- carlo, cuando Dios estaba con ellos en la carne y no lo conocían. “Estas cosas hacían muy espinosa la senda de Jesús. Tanto se condolía Cristo de la incomprensión que había en su propio hogar que le era un alivio ir adonde ella no reinaba” (DTG 293)

Escuela Sabatica Fundraise hero

.

.

.

.

.

.

.

“La Epístola de Santiago” “Cuarto Trimestre” “Escuela Sabatica 2014″ “Por” “Alejando Bullon” ESTUDIA ESTA LECCION EN EN CD’s o DVD CON EL PASTOR ALEJANDRO BULLON.

Para Recibir La Colecion De 2 DVD En USA Hacer Click Aqui: http://goo.gl/xff1Be
Para Recibir La Colecion De 4 CD’s En USA Hacer Click Aqui: http://goo.gl/3cGeSz
Para Recibir La Colecion en 4CD o 2DVD Por Envio Internacional Especificar y Hacer Click Aqui: http://goo.gl/Bb97g2

La carta de Santiago nos da una de las más tempranas vislumbres del cristianismo de origen judío antes de que desapareciera en la niebla de las controversias judeocristianas, y antes de la marginalización de los judíos por una iglesia con predominio de gentiles, a partir del siglo II.
A diferencia de muchas de las epístolas, no parece que una crisis o necesidad urgente de alguna iglesia local haya impulsado a Santiago a escribir la suya. Más bien, escribió a una comunidad cristiana más amplia, “las doce tribus que están en la dispersión” (Sant. 1:1).
Sin embargo, antes de sumergirnos en su carta, trataremos de aprender lo que podamos acerca del autor mismo. Algunas preguntas que consideraremos son: ¿Quién fue Santiago? ¿Cuál era su trasfondo? ¿Qué relación había tenido con Jesús? ¿Qué posición ocupaba en la iglesia?

HOY ESTAMOS MUY LEJOS DE LOS PRIMEROS DÍAS de la iglesia cristiana, tanto en tiempo como en cultura. Por eso, tenemos poca idea de lo que era pertenecer al naciente movimiento cristiano en un tiempo en que muchas congregaciones se reunían en hogares, y la mayoría de los creyentes eran judíos perseguidos por sus compañeros israelitas.

Profundize La Leccion De Escuela Sabatica Con Los Comentarios Del Pastor Alejandro Bullon, Llame ya a Mi Escuela Sabatica. Recibalos Ya en CD’s o DVD al Telefono 936-539-9829

APRENDE Y VIAJA LITERALMENTE DE LA MANO DEL PASTOR ALEJANDRO BULLO Y DISFRUTA DE ESTA SERIE, DEL LIBRO DE SANTIAGO EN CD’s o DVD’s

Lecciónes de escuela sabática para adultos para el cuarto trimestre de 2014. Por El Pr, Alejandro Bullon

Para Recibir La Colecion De 2 DVD En USA Hacer Click Aqui: http://goo.gl/xff1Be
Para Recibir La Colecion De 4 CD’s En USA Hacer Click Aqui: http://goo.gl/3cGeSz
Para Recibir La Colecion en 4CD o 2DVD Por Envio Internacional Especificar y Hacer Click Aqui: http://goo.gl/Bb97g2

RECIBE ESTA BENDICION PARA OIRLAS EN LA COMODIDAD DE TU CASA, AUTO, OFICINA, O COMPUTADORA, Y ORDENALOS YA! HACIENDO CLIC AQUI ABAJO

CON ESTA SERIE EN CD’s OBTENDRAS LAS HERRAMIENTA PARA APRENDER Y COMPARTIR LA ESPISTOLA DE SANTIAGO.

Recibe Ya La Leccion De Escuela Sabatica Con Los Comentarios Del Pastor Alejandro Bullon, Llando a Mi Escuela Sabatica. Recibalos Ya en CD’s o DVD al Telefono 936-539-9829

Para Recibir La Colecion De 2 DVD En USA Hacer Click Aqui: http://goo.gl/xff1Be
Para Recibir La Colecion De 4 CD’s En USA Hacer Click Aqui: http://goo.gl/3cGeSz
Para Recibir La Colecion en 4CD o 2DVD Por Envio Internacional Especificar y Hacer Click Aqui: http://goo.gl/Bb97g2

“La Epístola de Santiago” “Cuarto Trimestre” “Escuela Sabatica 2014″ “Por” “Alejando Bullon”

 La Epístola de Santiago. Cuarto Trimestre. Escuela Sabatica 2014 Lección 1 Para el 4 de octubre de 2014

.

.

.

.

.

.

.

.

 Escuela Sabatica Fundraise hero LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Juan 14:1-3; Mateo 16:27; 1 Tesalonicenses 4:13-18; Mateo 24:3-14, 42, 44.

PARA MEMORIZAR: “No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí. En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis” (Juan 14:1-3).

LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO, mencionada más de trescientas veces en el Nuevo Testamento, es el toque final de nuestras enseñanzas. Es esencial para nuestra identidad como cristianos adventistas del séptimo día. La doctrina está grabada en nuestro nombre y es una parte crucial del evangelio que somos llamados a proclamar. Sin la promesa de su venida, nuestra fe sería en vano. Esta verdad gloriosa nos da un sentido de destino y motiva nuestra tarea misionera.
Se podría argumentar que la demora del tiempo más allá de nuestras expectativas socavaría nuestra creencia en la promesa de Jesús de regresar. Sin embargo, esto no ha sucedido, pues “ahora está más cerca de nosotros nuestra salvación que cuando creímos” (Rom. 13:11). Para muchos, nuestra pasión por el regreso de Cristo es más fuerte que nunca.
Esta semana, repasaremos lo que Jesús dijo acerca de “la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo” (Tito 2:13).

SABADO – DOMINGO – LUNES – MARTES – MIERCOLES – JUEVES – VIERNES 

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: Lee “En el Monte de las Olivas”, El Deseado de todas las gentes, pp. 581-591; y “Heraldos de una Nueva Era”, El conflicto de los siglos, pp. 344-363.

“Pronto aparece en el este una pequeña nube negra, de un tamaño como la mitad de la palma de la mano. Es la nube que envuelve al Salvador y que, a la distancia, parece rodeada de oscuridad. El pueblo de Dios sabe que es la señal del Hijo del Hombre. En silencio solemne la contempla mientras va acercándose a la Tierra, volviéndose más luminosa y más gloriosa hasta convertirse en una gran nube blanca, cuya base es como fuego consumidor, y sobre ella el arco iris del Pacto. Jesús marcha al frente como un gran conquistador. [...] Con cantos celestiales los santos ángeles, en inmensa e innumerable muchedumbre, lo acompañan en el descenso. El firmamento parece lleno de formas radiantes, ‘millones de millones, y millares de millares’. Ninguna pluma humana puede describir la escena, ni mente mortal alguna es capaz de concebir su esplendor. [...] A medida que va acercándose la nube viviente, todos los ojos ven al Príncipe de la vida. Ninguna corona de espinas hiere ya sus sagradas sienes, ceñidas ahora por gloriosa diadema. Su rostro brilla más que la luz deslumbradora del sol de mediodía. ‘Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: Rey de reyes y Señor de señores’ (Apoc. 19:16)” (CS 698).

unnamedd

Las Enseñanzas De Jesús 3er Trimestre 2014

Por El Pastor Alejandro Bullon

#Pastor_Alejandro_Bullon #Escuenla _Sabatica #3er_Trimestre

 #Alejandro Bullon las-enseñanzas-de-jesús 3er trimestre 2014..

PROXIMAMENTE LA EPISTOLA DE SANTIAGO IV TRIMESTRE 2014

La Epístola de Santiago. Cuarto Trimestre. Escuela Sabatica 2014 Lección 1 Para el 4 de octubre de 2014

Lección de escuela sabática para adultos para el tercer trimestre de 2014. 

Haga Clic sobre cada una para descargarla.

Escuela Sabatica Fundraise hero
LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Juan 11:11; 1:1-4; Lucas 8:54, 55; Juan 5:28, 29; Mat. 5:22, 29; Juan 11:38-44.

PARA MEMORIZAR: “Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá” (Juan 11:25).

LOS SERES HUMANOS TENEMOS UNA REPULSIÓN innata hacia la muerte, porque fuimos creados solamente para vivir y nunca morir. La muerte es un intruso; no debió haber existido nunca. Por eso, durante su ministerio terrenal, Jesús demostró una inmensa sim- patía hacia los allegados de los difuntos. Cuando vio a la viuda de Naín lle- vando a la tumba a su único hijo, “se compadeció de ella, y le dijo: No llores” (Luc. 7:13). Cristo consoló al padre descorazonado de una niña de doce años que acababa de fallecer, y le dijo: “No temas, cree solamente” (Mar. 5:36). Cada vez que la muerte se lleva a un ser querido, Jesús se conmueve entrañable- mente por nuestro dolor. Su corazón compasivo llora con nosotros. Pero, Cristo hace mucho más que llorar. Habiendo conquistado la muerte con su propia muerte y su resurrección, él tiene las llaves de la muerte y pro- mete resucitar para vida eterna a todos los que creen en él. Esta es, por lejos, la mayor promesa que se nos ha dado en la Palabra de Dios; de lo contrario, si la muerte tuviera la última palabra, toda nuestra vida y todo lo que alguna vez logremos sería en vano.

SABADO – DOMINGO – LUNES – MARTES – MIERCOLES – JUEVES – VIERNES 

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: Lee “ ‘Lázaro, ven fuera’ ” y “ ‘El Señor ha resucitado’ ”, El Deseado de todas las gentes, pp. 485-494; 725-731.

“El Hijo de Dios llama a la vida a los santos dormidos. Dirige una mirada a las tumbas de los justos y, levantando luego las manos al cielo, exclama: ‘¡Des- pertaos, despertaos, despertaos, los que dormís en el polvo, y levantaos!’ Por toda la superficie de la Tierra, los muertos oirán esa voz; y los que la oigan vi- virán. Y toda la Tierra repercutirá bajo las pisadas de la multitud extraordinaria de todas las naciones, tribus, lenguas y pueblos. De la prisión de la muerte sale revestida de gloria inmortal gritando ‘¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria?’ (1 Cor. 15:55). Y los justos vivos unen sus voces a las de los santos resucitados en prolongada y alegre aclamación de victoria. [...] “Todos se levantan con la lozanía y el vigor de eterna juventud. [...] Todas las imperfecciones y deformidades quedan en la tumba. Reintegrados en su de- recho al árbol de la vida, en el desde tanto tiempo perdido Edén, los redimidos crecerán hasta alcanzar la estatura perfecta de la raza humana en su gloria primitiva” (CS 702).

unnamedd Las Enseñanzas De Jesús 3er Trimestre 2014

Por El Pastor Alejandro Bullon

#Pastor_Alejandro_Bullon #Escuenla _Sabatica #3er_Trimestre

#Alejandro Bullon las-enseñanzas-de-jesús 3er trimestre 2014.. .

  Donate

Lección de escuela sabática para adultos para el tercer trimestre de 2014. 

Haga Clic sobre cada una para descargarla.

.

.

.

.

.

.

La Epístola de Santiago. Cuarto Trimestre. Escuela Sabatica 2014 Lección 1 Para el 4 de octubre de 2014

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Juan 7:2-5; 1 Corintios 15:5-7; Santiago 1:3; 2:5; 1 Pedro 2:9, 10; Mateo 7:24-27.

PARA MEMORIZAR: “Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando” (Juan 15:14). HOY ESTAMOS MUY LEJOS

DE LOS PRIMEROS DÍAS de la iglesia cristiana, tanto en tiempo como en cultura. Por eso, tenemos poca idea de lo que era pertenecer al naciente movimiento cristiano en un tiempo en que muchas con- gregaciones se reunían en hogares, y la mayoría de los creyentes eran judíos perseguidos por sus compañeros israelitas. La carta de Santiago nos da una de las más tempranas vislumbres del cristianismo de origen judío antes de que desapareciera en la niebla de las controversias judeocristianas, y antes de la marginalización de los judíos por una iglesia con predominio de gentiles, a partir del siglo II. A diferencia de muchas de las epístolas, no parece que una crisis o ne- cesidad urgente de alguna iglesia local haya impulsado a Santiago a escribir la suya. Más bien, escribió a una comunidad cristiana más amplia, “las doce tribus que están en la dispersión” (Sant. 1:1). Sin embargo, antes de sumergirnos en su carta, trataremos de aprender lo que podamos acerca del autor mismo. Algunas preguntas que consideraremos son: ¿Quién fue Santiago? ¿Cuál era su trasfondo? ¿Qué relación había tenido con Jesús? ¿Qué posición ocupaba en la iglesia?

SABADO – DOMINGO – LUNES – MARTES – MIERCOLES – JUEVES – VIERNES 

Lección 1 // Domingo 28 de septiembre SANTIAGO, EL HERMANO DEL SEÑOR El autor de esta carta debió de haber sido bien conocido en la iglesia, porque no hay más información específica en su carta que la que aparece en Santiago 1:1: “Santiago, siervo de Dios y del Señor Jesucristo, a las doce tribus que están en la dispersión: Salud”. Así, podemos reducir nuestras opciones rápidamente. En el Nuevo Tes- tamento, hay cuatro personas llamadas Santiago: dos de los doce discípulos (Mar. 3:17, 18); el padre de Judas (otro de los Doce, pero no el Judas Iscariote, Luc. 6:16); y uno de los hermanos de Jesús (Mar. 6:3). De estos cuatro, solo el hermano de Jesús vivió el tiempo suficiente como para ser importante en la iglesia y escribir tal carta. De esta manera, creemos que Santiago, el hermano de Jesús, fue el autor de este libro del Nuevo Testamento. Como el hijo de un carpintero (Mat. 13:55), Santiago habría tenido más opor- tunidades educacionales que un campesino cualquiera. Su carta está entre los mejores ejemplos del griego literario del Nuevo Testamento. Su vocabulario rico, su elegancia retórica y su dominio del Antiguo Testamento solo son sobre- pasados por la Epístola a los Hebreos. Como su nombre aparece primero en la lista de los hermanos de Jesús, tal vez Santiago era el hijo mayor. Y el hecho de que Jesús le confiara el cuidado de su madre a Juan, el discípulo amado (Juan 19:26, 27), sugiere que sus hermanos no eran hijos de María, sino hijos de José, de un matrimonio anterior. En el contexto del ministerio de Jesús, considera: “Cuando se ente- raron sus parientes, salieron a hacerse cargo de él, porque decían: ‘Está fuera de sí’ ” (Mar. 3:21, NVI; ver también Juan 7:2-5). ¿Qué nos indican estos textos acerca del modo en que percibía a Jesús su propia familia? ¿Qué lecciones podemos obtener para nosotros si, alguna vez, quienes nos aman no nos entienden? “Era un concepto falso de la obra del Mesías y una falta de fe en el carácter divino de Jesús lo que había inducido a sus hermanos a instarlo a presentarse pública- mente al pueblo en ocasión de la fiesta de las cabañas” (DTG 449).

Lunes 29 de septiembre // Lección 1 SANTIAGO, EL CREYENTE Lee 1 Corintios 15:5 al 7 y Hechos 1:14. ¿Qué nos indican acerca de los cambios que se produjeron en Santiago? Jesús se les apareció a muchos después de su resurrección, incluyendo a Pedro y a “los doce” (menos Judas Iscariote). Luego, se apareció a más de qui- nientas personas a la vez. Santiago, aparentemente, no estuvo en esta reunión con los quinientos; Jesús se le apareció separadamente, y esta reunión tuvo que haber sido muy especial, porque se la menciona específicamente. La Biblia no dice qué sucedió, pero debió haber hecho un gran impacto sobre Santiago, pues llegó a ser un fiel seguidor de Jesús y un líder influyente en la iglesia. ¿Qué más sabemos acerca de Santiago? Hech. 12:16, 17; 15:13, 14, 19; 21:17-19; Gál. 1:18, 19; 2:9. Santiago rápidamente llegó a ser un personaje destacado en la iglesia de Je- rusalén. Después de que un ángel lo rescató de la prisión (44 d.C), Pedro quiso que supiera todo lo que le había sucedido a él (Hech. 12:17). Cinco años más tarde, Santiago presidió el concilio de Jerusalén y anunció la decisión de los hermanos. Pablo lo menciona primero, antes que a Pedro y a Juan, en su lista de las “columnas” en Jerusalén (Gál. 2:9). Varios años después de este evento (58 d.C.), cuando Pablo llevó la ofrenda de diversas iglesias para los pobres de Jeru- salén, los delegados de cada iglesia, a su vez, entregaron las ofrendas a los pies de Santiago (ver Elena de White, Sketches From the Life of Paul, pp. 208, 209). Santiago parece haber gozado de alta estima durante muchas décadas después de la muerte de los apóstoles. En realidad, se desarrollaron muchas leyendas acerca de su piedad, y se lo recuerda como “Santiago, el justo”. Así, a pesar de comenzar con muchas dudas acerca de Jesús, Santiago terminó siendo un gigante espiritual en la iglesia primitiva. 7

Lección 1 // Martes 30 de septiembre SANTIAGO Y EL EVANGELIO Muchos cristianos, tal vez por causa de la influencia de Lutero, lamenta- blemente no han podido ver el importante mensaje que contiene la Epístola de Santiago. Sin disminuir la contribución que Lutero hizo a la iglesia actual, debemos recordar que “la Reforma no terminó con Lutero [...]. Debe continuar hasta el fin de la historia del mundo”, por cuanto “graves errores” fueron per- petuados por los Reformadores, y “había importantes verdades que no descu- brieron” y precisaban ser reveladas (HR 370). Por lo tanto, fue necesario el Gran Despertar, con Jonathan Edwards, George Whitefield y los hermanos Wesley, quienes iniciaron el movimiento Me- todista y enfatizaron la función vital de la santidad en la vida cristiana. La obra de la Reforma se continuó con el Segundo Despertar, por medio del cual Dios suscitó a los adventistas del séptimo día para proclamar “el mensaje del tercer ángel”. Esta proclamación mundial culminará con el testimonio, lleno del Es- píritu, de quienes, como pueblo, “guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús” (Apoc. 14:12). Lee Santiago 1:3; 2:5, 22 y 23; y 5:15. ¿De qué modo actúa la fe en estos pasajes? ¿Qué nos dicen acerca de lo que significa vivir por fe? ¿De qué forma nos muestran que la fe es más que solo concordar inte- lectualmente con diversas verdades proposicionales? Para algunos, puede ser una sorpresa notar que Santiago, en su breve carta, hace 19 referencia a creer y a la fe, ¡más que sus referencias a las obras y la justificación combinadas! De hecho, la importancia de la fe se enfatiza desde el mismo principio del primer capítulo en relación con las pruebas y el pedir sabiduría (1:3, 6). Esto muestra que Santiago no solo escribía a creyentes, sino también esperaba que ellos tuvieran cierta calidad de fe. Como veremos, el acto de creer, en sí mismo, es de poca ayuda; la fe verdadera conlleva ciertas credenciales reconocibles. Es decir, la fe verdadera será revelada en la vida y el carácter del creyente. I¿Qué cosas revelan en tu vida diaria la calidad y la realidad de tu fe? ¿De qué forma puedes mostrar lo real de tu fe aun en las cosas “pequeñas”? 8

Miércoles 1° de octubre // Lección 1 A LAS DOCE TRIBUS QUE ESTÁN EN LA DISPERSIÓN Lee Santiago 1:1, Hechos 11:19 al 21; y 1 Pedro 2:9 y 10. ¿Quiénes son estas “doce tribus” y de qué manera llegaron a dispersarse? Como vimos, Santiago escribió a los creyentes. Al comienzo, la obra del evangelio se concentró en Jerusalén (Luc. 24:47); pero, como resultado de la persecución, que se intensificó después del apedreamiento de Esteban, estos creyentes fueron esparcidos, y la simiente del evangelio se plantó en todas las ciudades y regiones circundantes del Imperio Romano. Según Hechos 11, el evangelio llegó a los gentiles muy temprano, comen- zando en Antioquía; así, la expresión “las doce tribus” se refería, probable- mente, a los cristianos como un todo. No parece que haya habido diferentes congregaciones basadas en conceptos étnicos, razón por la cual el Concilio de Jerusalén tuvo que decidir enseguida si, a fin de llegar a ser cristianos, los gen- tiles que creían debían, primero, circuncidarse como los judíos (Hech. 15:1-6). Lee Hechos 15:13 al 21. ¿De qué forma atendió Santiago ese problema de la iglesia primitiva? Una solución bíblica preservó una iglesia unificada: Santiago citó la pro- fecía de Amós -basada en una de las leyes de Moisés para los extranjeros (Lev. 18-20)-, de que la restauración de Israel y su posterior expansión incluirían a los gentiles (Hech. 15:16, 17). Santiago les recordó a “las doce tribus” que eran coherederas de la promesa hecha a Abraham. Al dirigirse a los de “la disper- sión” (1 Ped. 1:1), Pedro presenta una idea similar al describir a los cristianos como una “nación santa” (1 Ped. 2:9; comparar con Éxo. 19:5, 6). La palabra griega en ambos pasajes es diáspora, que se refería a judíos que vivían fuera de los límites geográficos de Israel (ver Juan 7:35). ¿Una iglesia en la dispersión?Suena como si fuéramos nosotros, los adventistas. A pesar de las vastas diferencias culturales, étnicas y sociales que existen entre nosotros, ¿qué une a los adventistas en Cristo como un movimiento claramente protestante? 9

Lección 3 // Domingo 12 de octubre SANTIAGO Y JESÚS Santiago tuvo la oportunidad de observar a Jesús cuando era niño, joven y adulto. Luego, en algún momento, no solo creyó en Jesús como el Mesías, sino también llegó a ser líder de los cristianos en Jerusalén. Y no obstante, Santiago no se llama a sí mismo hermano, sino “siervo” (Sant. 1:1) de Jesús. Claramente, aprendió la humildad y la sabiduría verdaderas. No sorprende que estos tam- bién sean temas importantes en su carta (ver Sant. 1:9-11, 21; 3:13-18; 4:6-10). Compara los siguientes pasajes y resume lo que tienen en común: Sant. 1:22 con Mat. 7:24-27 Sant. 3:12 con Mat. 7:16 Sant. 4:12 con Mat. 7:1 Se ha reconocido ampliamente la afinidad que tiene la carta de Santiago con las enseñanzas de Jesús y, específicamente, con el Sermón del Monte. “La influencia penetrante de Jesús subraya toda la enseñanza de Santiago” (Davids, The Epistle of James, p. 50). Al comparar cuidadosamente Santiago con los evangelios, parece que esta carta no depende de ninguno de ellos. Más bien, Santiago escribe desde un co- nocimiento íntimo y personal de las enseñanzas de Jesús, que siempre inspiró a sus oyentes a tener fe y los desafió a ejercerla. Al estudiar el libro de Santiago este trimestre, encontraremos un enfoque similar. Él no se contenta con una fe débil, sin frutos o vacilante. Como veremos la semana próxima, la fe domina la primera parte del libro, y Santiago muestra cómo su cualidad crucial consolida una relación vital con Cristo. Medita en la calidad y la realidad de tu propia fe. ¿Cuán real es? ¿Cuán pro- fundamente penetra? ¿Cómo te capacita para vivir la vida cristiana? ¿Qué cosas podrías hacer, y qué elecciones hacer, que te ayuden a mejorar la calidad y la profundidad de tu fe? 10

Viernes 3 de octubre // Lección 1 PARA MEDITAR Y ESTUDIAR: “Con frecuencia sus hermanos presen- taban la filosofía de los fariseos, antiquísima y gastada, y afectaban creer que podían enseñar a aquel que comprendía toda la verdad y todos los misterios. Condenaban libremente lo que no podían comprender. Sus reproches lo herían en lo vivo y angustiaban su alma. Profesaban tener fe en Dios y creían justifi- carlo, cuando Dios estaba con ellos en la carne y no lo conocían. “Estas cosas hacían muy espinosa la senda de Jesús. Tanto se condolía Cristo de la incomprensión que había en su propio hogar que le era un alivio ir adonde ella no reinaba” (DTG 293)

PREGUNTAS PARA DIALOGAR: 1. La carta de Santiago es esencialmente un manual sobre la vida cristiana práctica. Puede hasta ser el primer libro del Nuevo Testamento en escribirse (en algún momento entre los años 44 y 49 d.C.). Es decir, además de ser un libro sobre teología, también nos dice cómo vivir la vida cristiana. ¿Por qué el vivir lo que creemos es tan importante, si es que no es más que lo que creemos? ¿O lo que creemos es más importante que el modo en que vivimos esa creencia? Por ejemplo, ¿qué es mejor: un observador del domingo que sea sincero y que realmente lo guarda en verdad y seriamente o un observador del sábado que no es sincero, que “guarda” el sábado, pero que realmente no lo toma en serio? 2. Como vimos en la sección del lunes, Santiago era hermano de Jesús. En otras palabras, aunque Jesús era Dios mismo, el Creador de todo lo que fue hecho, también era humano, uno de nosotros, hasta el punto de tener her- manos. ¿De qué forma esta idea nos ayuda a comprender cómo se superó el vasto abismo entre el Cielo y un mundo caído? ¿Qué nos dice, además, acerca del extremo al que va Dios para salvar a la humanidad caída? ¿De qué manera la humanidad de Cristo nos ayuda a comprender cómo podemos obtener la victoria sobre el pecado? ¿De qué modo nos asegura la humanidad de Cristo que Dios comprende la realidad de nuestras luchas y angustias? 3. La lección de esta semana menciona que la humildad es todo un tema en la carta de Santiago. ¿Por qué la humildad es tan importante en la vida cris- tiana? Es decir, a la luz de la Cruz y lo que allí ocurrió, ¿cómo nos atreveríamos a asumir una actitud de arrogancia o de importancia propia, especialmente en asuntos espirituales? 11

Posteado por: Lilliam A Garcia | septiembre 8, 2014

Mi Escuela Sabatica | Leccion 11 El Sabado 3er Trimestre 2014 |Por Marlon Garcia

Escuela Sabatica Fundraise hero

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Juan 1:1-3; Mateo 12:1-5; Lucas 4:16-21; Juan 5:16, 17; Mateo 24:20.

PARA MEMORIZAR: “También les dijo: El día de reposo fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por causa del día de reposo. Por tanto, el Hijo del Hombre es Señor aun del día de reposo” (Mar. 2:27, 28)

A LO LARGO DE SU MINISTERIO, LOS LÍDERES RELIGIOSOS desafiaron la forma en que Cristo observaba el sábado. Ante la crítica, Cristo enfatizó su au- toridad como Señor del sábado (Mat. 12:8; Mar. 2:28; Luc. 6:5). También mostró el modo correcto de observar del sábado. Hoy, confrontamos no solo el desafío de la “correcta observancia” del sá- bado sino, también, la creencia popular de que el domingo es el día de des- canso. Aquellos que argumentan a favor del domingo, sin embargo, no tienen en los evangelios nada que sustente su postura. Las controversias acerca del sábado en estos cuatro libros solamente se refieren a la forma en que debe ser guardado, y no a cuándo debe ser observado. La vida y las enseñanzas de Jesús no dejaron dudas de que el séptimo día seguiría siendo el día de descanso de Dios, incluso después de su muerte y resurrección. Esta semana, consideraremos la relación de Cristo con el origen del sábado y su señorío sobre él. Luego, estudiaremos el ejemplo y las enseñanzas de Jesús en cuanto a la observancia del sábado. Por último, veremos de qué modo las palabras de Jesús y el ejemplo de sus discípulos revelan la validez permanente del sábado después de su resurrección.

SABADO – DOMINGO – LUNES – MARTES – MIERCOLES – JUEVES – VIERNES 

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: Lee “El sábado”, El Deseado de todas las gentes, pp. 248-257.

El Hijo del Hombre es Señor aun del sábado’. Estas palabras rebosan ins- trucción y consuelo [...]. [El sábado] nos presenta a Cristo como Santificador tanto como Creador. Declara que el que creó todas las cosas en el cielo y en la Tierra, y mediante quien todas las cosas existen, es cabeza de la iglesia, y que por su poder somos reconciliados con Dios. Porque, hablando de Israel, dijo: ‘Díles también mis sábados, que fuesen por señal entre mí y ellos, para que supiesen que yo soy Jehová que los santifico’ (Eze. 20:12), es decir, que los hace santos. Entonces, el sábado es una señal del poder de Cristo para santificarnos. Es dado a todos aquellos a quienes Cristo hace santos. Como señal de su poder santificador, el sábado es dado a todos los que por medio de Cristo llegan a formar parte del Israel de Dios” (DTG 255).

Lección de escuela sabática para adultos para el tercer trimestre de 2014. 

Haga Clic sobre cada una para descargarla.

unnamedd

Las Enseñanzas De Jesús 3er Trimestre 2014

Por El Pastor Alejandro Bullon

 #Pastor_Alejandro_Bullon #Escuenla _Sabatica #3er_Trimestre

 #Alejandro Bullon las-enseñanzas-de-jesús 3er trimestre 2014..

Escuela_Sabatica,_Leccion_10_Por_Marlon_Garcia

Escuela Sabatica Fundraise hero

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Mateo 5:17-19; 5:21-44; Marcos 7:9-13; Mateo 19:16-22.

PARA MEMORIZAR: “Si me amáis, guardad mis mandamientos” (Juan 14:15).

AUNQUE MUCHOS LÍDERES EN ISRAEL sostenían muy en alto la Ley, algunos malentendían su propósito, creyendo que podían obtener la justicia al obede- cerla. Como escribió Pablo, “ignorando la justicia de Dios, y procurando esta- blecer la suya propia, no se han sujetado a la justicia de Dios” (Rom. 10:3). Por esta razón, Jesús a menudo cuestionó e incluso rechazó las tradiciones de los líderes religiosos de su tiempo (Mar. 7:1-13). Y ellos, que no comprendían el propósito de la Ley, criticaron y confrontaron a Jesús por sus enseñanzas acerca de esta. Es importante entender que, aunque reprendió las prácticas abiertamente legalistas de los fariseos, Jesús sostuvo en alto los Diez Mandamientos, afirmó claramente la perpetuidad del Decálogo, y explicó su significado y su propó- sito. Cristo mismo dijo que había venido a cumplir la Ley (Mat. 5:17). De muchas maneras, su muerte fue la máxima revelación de la permanente validez de la Ley de Dios. Esta semana, analizaremos las enseñanzas de Jesús sobre la Ley y el im- pacto que deberían tener en nuestra propia vida

SABADO – DOMINGO – LUNES – MARTES – MIERCOLES – JUEVES – VIERNES 

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: Lee “La espiritualidad de la ley”, El discurso maestro de Jesucristo, pp. 43-68; y “El Sermón del Monte” y “Controver- sias”, El Deseado de todas las gentes, pp. 265-281; pp. 553-561.
“Al hablar de la Ley, dijo Jesús: ‘No he venido para abrogar, sino para cum- plir’ [...], es decir, llenar la medida de lo requerido por la Ley, dar un ejemplo de conformidad perfecta con la voluntad de Dios. “Su misión era ‘magnificar la ley y engrandecerla’ (Isa. 42:21). Debía en- señar la espiritualidad de la Ley, presentar sus principios de vasto alcance y explicar claramente su vigencia perpetua. [...] Jesús, la imagen de la persona del Padre, el esplendor de su gloria, el que fue abnegado Redentor en toda su peregrinación de amor en el mundo, era una representación viva del carácter de la Ley de Dios. En su vida se manifestó el hecho de que el amor nacido en el Cielo, los principios fundamentales de Cristo, sirven de base a las leyes de rectitud eterna” (DMJ 46)

Lección de escuela sabática para adultos para el tercer trimestre de 2014. 

Haga Clic sobre cada una para descargarla.

.

.

.

.

.

.

.

.

unnamedd

Las Enseñanzas De Jesús 3er Trimestre 2014

Por El Pastor Alejandro Bullon

#Pastor_Alejandro_Bullon #Escuenla _Sabatica #3er_Trimestre

#Alejandro Bullon las-enseñanzas-de-jesús 3er trimestre 2014..

Escuela Sabatica Fundraise hero LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Mateo 5:14-16; Lucas 24:48, 49; Juan 20:21; Mateo 28:19, 20; Apocalipsis 14:6-12.

PARA MEMORIZAR: “Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin” (Mat. 24:14).

AL PRINCIPIO DE SU MINISTERIO, JESÚS LLAMÓ A PEDRO y a Andrés para que fueran sus discípulos, lo cual significaba que debían traer a otras personas a Jesús. “Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres”, les dijo (Mat. 4:19). Más tarde, eligió a doce discípulos “para que estuviesen con él, y para enviarlos a predicar” (Mar. 3:14).
Cristo envió a los doce apóstoles y, más tarde, a setenta discípulos para evangelizar (Mat. 10:5-15, Luc. 10:1-12). Después de su resurrección, Cristo apareció varias veces a sus discípulos (1 Cor. 15:3-8) y colocó en sus manos la responsabilidad de predicar el evangelio (Hech. 1:2, 3). Vez tras vez les confió la comisión evangélica. Ninguno de los escritores de los evangelios registró todas las palabras que dijo Jesús. Más bien, cada uno anotó algunas frases de las instrucciones del Señor. Cada uno enfatizó un aspecto diferente de la Comisión Evangélica y, de ese modo, nos proveyeron información valiosa en cuanto a su propósito, su metodología y su alcance.
Esta semana analizaremos la Comisión Evangélica tal como la presentó Jesús y la transmitieron los autores de los evangelios.

SABADO – DOMINGO – LUNES – MARTES – MIERCOLES – JUEVES – VIERNES 

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: Lee “Id, doctrinad a todas las naciones”, El Deseado de todas las gentes, pp. 757-768; y “La Gran Comisión”, Los hechos de los apóstoles, pp. 21-28.

“Cada verdadero discípulo nace en el Reino de Dios como misionero. El que bebe del agua viva llega a ser una fuente de vida. El que recibe llega a ser un dador. La gracia de Cristo en el alma es como un manantial en el desierto, cuyas aguas surgen para refrescar a todos y da, a quienes están por perecer, avidez de beber el agua de la vida” (DTG 166).
“El mandato que dio el Salvador a los discípulos incluía a todos los creyentes en Cristo hasta el fin del tiempo. Es un error fatal suponer que la obra de salvar almas solo depende del ministro ordenado [...]. A todos los que reciben la vida de Cristo se les ordena trabajar para la salvación de sus semejantes. La iglesia fue establecida para esta obra, y todos los que toman sus votos sagrados se comprometen por ello a colaborar con Cristo” (ibíd. 761).

Lección de escuela sabática para adultos para el tercer trimestre de 2014. 

Haga Clic sobre cada una para descargarla.

unnamedd

Las Enseñanzas De Jesús 3er Trimestre 2014

Por El Pastor Alejandro Bullon

#Pastor_Alejandro_Bullon #Escuenla _Sabatica #3er_Trimestre

#Alejandro Bullon las-enseñanzas-de-jesús 3er trimestre 2014..

Escuela Sabatica Fundraise hero

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Deuteronomio 32:4; Salmo 28:1; Juan 17; Juan 15:1-5; Mateo 7:1-5; 5:23, 24; 18:15-18.

PARA MEMORIZAR: “Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos, para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste” (Juan 17:20, 21).

LAS RAÍCES DE LA IGLESIA CRISTIANA PUEDEN SER RASTREADAS hasta Adán, Abraham y los hijos de Israel. El Señor llamó a Abraham, y luego a los israelitas, para que entraran en una relación de pacto con él a fin de bendecir al mundo por medio de ellos. En el transcurso de la historia sagrada, esa relación de pacto fue continuada por la iglesia.

La iglesia no es un invento de los apóstoles ni de cualquier ser humano. Durante su ministerio, Cristo mismo anunció su intención de establecer a su iglesia: “[...] edificaré mi iglesia” (Mat. 16:18). La iglesia debe su existencia a Jesucristo. Él es su originador. Según los evangelios, el término iglesia aparece en los labios de Jesús solamente tres veces (Mat. 16:18, 18:17). Esto no significa, sin embargo, que él no haya hablado sobre el tema. De hecho, Jesús enseñó conceptos muy importantes en relación con la iglesia. Nuestro estudio, esta semana, se centrará en dos ideas fundamentales: el fundamento de la iglesia y su unidad.

SABADO – DOMINGO – LUNES – MARTES – MIERCOLES – JUEVES – VIERNES 

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: Lee “Unidad cristiana”, Testimonios para la iglesia, t. 5 pp. 218-229.

“La unión hace la fuerza; la división significa debilidad. Cuando los que creen la verdad presente están unidos, ejercen una influencia poderosa. Satanás lo comprende bien. Nunca estuvo más resuelto que ahora a anular la verdad de Dios causando amargura y disensión entre el pueblo del Señor” (TI 5:218).

“Debemos esforzarnos por pensar bien de todos, especialmente de nuestros hermanos, a menos que estemos obligados a pensar de otra manera. No debemos dar apresurado crédito a los malos informes. Son con frecuencia el resultado de la envidia o de la incomprensión, o pueden proceder de la exageración o de la revelación parcial de los hechos” (ibíd. 55).

Lección de escuela sabática para adultos para el tercer trimestre de 2014. 

Haga Clic sobre cada una para descargarla.

.

.

.

.

.

.

.

.

unnamedd

Las Enseñanzas De Jesús 3er Trimestre 2014

Por El Pastor Alejandro Bullon

#Pastor_Alejandro_Bullon #Escuenla _Sabatica #3er_Trimestre

 #Alejandro Bullon las-enseñanzas-de-jesús 3er trimestre 2014..

Marlon Garcia Escuela Sabatica Marlon Garcia

Escuela Sabatica Fundraise hero

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Mateo 9:36; Marcos 10:21; Lucas 10:30-37; Mateo 25:31-46; Lucas 6:32-35; Juan 15:4-12.

PARA MEMORIZAR: “Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros” (Juan 13:34).

CONTRARIAMENTE A LO QUE MUCHOS PIENSAN, el mandato de amar a nuestro prójimo no es una nueva enseñanza, exclusiva del Nuevo Testamento. En el Antiguo Testamento, Dios ya había mandado a su pueblo: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Lev. 19:18), y “amarás [al extranjero] como a ti mismo” (Lev. 19:34).
¿Por qué, entonces, dijo Jesús: “Un mandamiento nuevo os doy”? Lo novedoso de la instrucción de Jesús era que tenía una nueva medida: “como yo os he amado”. Antes de la encarnación de Cristo, los hombres no tenían una manifestación completa del amor de Dios. Ahora, a través de su vida y su muerte abnegadas, Jesús demostró el significado verdadero y más profundo del amor.

“El amor era el ambiente en el cual Cristo se movía, caminaba y trabajaba. Vino a rodear al mundo con los brazos de su amor. [...] Hemos de seguir el ejemplo presentado por Cristo y hacer de él nuestro Modelo, hasta que tengamos el mismo amor por el prójimo que él manifestó por nosotros” (DNC 24).
Esta semana, al considerar la ternura, consideración y compasión de Jesús, que nuestros corazones sean tocados y moldeados por su principio divino de amor, que es la característica distintiva del cristianismo verdadero.

SABADO – DOMINGO – LUNES – MARTES – MIERCOLES – JUEVES – VIERNES 

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: Lee “El buen samaritano” y “ ‘Estos mis hermanos pequeñitos’ ”, El Deseado de todas las gentes, pp. 460-466; 592-597.
“En nuestro derredor hay pobres almas probadas que necesitan palabras de simpatía y acciones serviciales. Hay viudas que necesitan simpatía y ayuda. Hay huérfanos a quienes Cristo ha encargado a sus servidores que los reciban como una custodia de Dios. [...] Son miembros de la gran familia de Dios, y los cristianos, como mayordomos suyos, son responsables por ellos. ‘Sus almas –dice–, demandaré de tu mano’ ” (PVGM 318, 319).

“No es la magnitud de la obra que hacemos, sino el amor y la fidelidad con que la realizamos lo que merece la aprobación del Salvador” (ELC 327).

Lección de escuela sabática para adultos para el tercer trimestre de 2014. 

Haga Clic sobre cada una para descargarla.

Older Posts »

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 5.068 seguidores